Señor Zapata

El Señor Zapata vestía de negro a sus 60 años de privatización, y todavía se preguntaba que seria de las muchachas que se paraban en la esquina del parque cuando faltaban en el reloj 15 para las siete de la noche. Era un viejo tranquilo, con la suerte de espaldas, a veces rasgaba el periódico por las esquinas y dejaba las colillas bien encendidas pero nada mas, todo igual, todo de rojo, todo mentira.

Ayer lo vi pasar en un carro largo vestido de negro, con la suerte al lado y una muchacha dormida. No lo vi mas, se fue de vacaciones a la Guajira.

2 comentarios
  1. Tomáz dijo:

    Es extraña la forma en que cambian las situaciones, y con ellas las personas.
    Cada día más y más rápido.
    Yo entiendo lo que quiero ¿se nota?
    Saludos, si le interesa un intercambio de enlaces me cuenta.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: